viernes, agosto 25, 2006

NUBES, PLANTAS, ANIMALES Y COSAS

Primero que todo, un elogio de la frescura:

Comenzamos bien. En medio de esta paranoia terrible que invade al mundo -y en particular a las líneas aéreas- un hombre penetra al avión con una bomba, y nadie dice nada. Al fin una aerolínea, o por lo menos un piloto y una tripulación, que no se dejan quitar el sueño por pesadillas ajenas.


En medio de las nubes encontramos una "cueva" y nos lanzamos a explorar...

Penetramos en un túnel que nos conduce a... ¿algún lugar en otra dimensión?

No propiamente: Llegamos a una ciudad que -al menos aparentemente- se encuentra en nuestro mismo mundo tridimensional.

Se llama Caracas.
Nos reciben con "fuegos vegetales"...
Un escorpión sale a mirar...

Un gran regalo: En Caracas las cícadas están en floración.

Las cícadas son "fósiles vivientes", plantas que están en el planeta Tierra desde hace 200 millones de años (dos mil veces más tiempo que el que llevamos los seres humanos, que hace apenas cien mil años nos consolidamos como "especie dominante").

Las cícadas aparecieron más o menos al mismo tiempo que los dinosaurios pero, al contrario que los grandes lagartos, resistieron los efectos del impacto del gran asteroide, hace 65 millones de años.

Una hormiga también sale a saludar. Las hormigas aparecieron en la Tierra en el cretásico temprano (hace unos 130 millones de años), cuando lo que hoy es América del Sur apenas comenzaba a separarse de Gondwana. O sea, cuando empezó a formarse el Atlántico Sur. Sin embargo, desde el punto de vista de las cícadas, las hormigas también son unas recién llegadas.

Esto es Venezuela, la tierra del mejor cacao. Los mayas (centroamericanos) cultivaban el cacao desde hace 2.500 años. La planta se extiende en América entre las latitudes 20°N y 20° S, es decir, entre los tropicos. El nombre de la planta, según los historiadores, viene de cac (rojo en maya) y cau (fuerza y fuego). Entre los aztecas y los mayas el xocolatl era una bebida reservada a los nobles, es decir, a los cacaos (esto último es uno de los aportes de Venezuela a la historia de la planta). No en vano Linneo la bautizó Theobroma (en griego: bebida de los dioses).

Reflejo del cielorraso en la cuchara

Si fueramos habitantes de otro planeta y nos hubieran enviado a descubrir la forma de vida "dominante" en las ciudades de la Tierra ¿cómo describiríamos a este personaje?

Se autodenomina GUANTES. Tiene antenas, como los insectos... pero más, y además metálicas, como las de los robots. Y muchas ruedas de caucho, como las bicicletas, pero también más, y distribuidas de manera muy extraña, alrededor de la cabeza, el cuello, el tronco y las extremidades, de modo que no resulta fácil deducir a primera vista su utilidad.

Se mueve constantemente entre otros seres que -esos sí- parecen los verdaderamente "Dominantes" (con mayúscula).

Reflejos "líquidos" en la pantalla de una lámpara de neon

Un dato curioso para terminar: mientras en Caracas un litro de gasolina cuesta el equivalente a cien pesos colombianos, un botellón de agua de 20 litros, vale el equivalente a seis mil pesos colombianos (300 pesos por litro). Sin embargo una botella de agua de menos de un litro cuesta en el comercio entre mil y dos mil pesos colombianos... lo mismo que en Colombia.

El agua, líquido vital para los "seres dominantes" basados en la química del carbono, cuesta el triple o más, que la gasolina, líquido vital para los "seres Dominantes", hechos principalmente de metal. La gasolina también está basada en la química del carbono, al igual que los seres urbanos.

2 Comments:

Blogger juanba said...

¿Cuándo llegará el día que los coches funcionen con agua? :)

Venezuela, rica en petróleo, de ahí esos precios en la gasolina.

Muy buenas las fotos, las que sacás del cielo con esas formas son espectaculares realmente sobre todo la de la "cueva", ya he visto otras similares en tus otros blogs y la verdad me sorprenden algunas de esas formas. Yo hasta ahora del cielo y las nubes no he sacado ninguna interesante, tal vez no he estado lo suficientemente atento.

Salutes

11:51 a.m.  
Blogger AmericaGoris said...

Buenas Noches Dr. Wilches

Estaba a la "caza" de las imágenes de Venezuela, una cualidad recientemente descubierta en ud. Además de ser excelente escritor, es excelente fotógrafo, además de ser una persona encantadora. Confieso que me gustó mucho esta otra parte del Wilches-Chaux del año 2000-2001 que inauguraba nuestra gestión de riesgos con Felipe Pinillo y su sancocho. También me pareció genial lo del hombre "Guantes" y la comparación entre el agua y la gasolina, líquidos vitales para el hombre urbano (y el no tan urbano) y la vida. Estamos en contacto para lo relacionado con la tesis que habiamos conversado. Es y seguirá siendo un honor conocerlo.
América

9:45 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home