viernes, enero 04, 2013

Un vuelo "nuevo" de Bogotá a Popayán

Ni la hora del despegue del vuelo de Avianca de Bogotá a Popayán (12:55 pm) ni las condiciones del cielo auguraban buenas fotos. Pero por alguna razón que ignoro, el piloto tomó una ruta ligeramente al occidente de la habitual. Esa decisión permitió sobrevolar algunos paisajes inéditos para mí. He aquí algunos de los hitos de mi primer vuelo del año 2013.
El río Tunjuelo en la localidad de Bosa, aproximadamente en la Carrera 86 con calle 69 sur de Bogotá
 
 Desembocadura del Tunjuelo en el río Bogotá
Algunos de estos lugares en un amanecer de niebla
 Mondoñedo. La espalda de esa misma montaña se ve aquí (desde el oriente)

 Límites entre los contrafuertes de la Sabana de Bogotá y el valle del Magdalena. El río se ve atrás.
Girardot y el río Magdalena

El Magdalena hace una "U" a la salida de Girardot
 El abanico de lodos de Ibagué (al fondo en el vértice) y el pliegue rocoso que detiene los flujos procedentes del volcán Nevado del Tolima (vía el Combeima) y del Machín (vía el Coello). Aquí se ven desde otro ángulo esos abanicos y esas formaciones rocosas
 
He de decir que me costó mucho trabajo identificar exactamente en dónde queda este croissant sobre el cual pasó el avión aproximadamente un minuto y medio después de volar sobre Girardot. Finalmente lo encontré en Google Earth. Coordenadas: 4°19´ N - 75° W (el mismo meridiano de Bogotá). Cerca queda la población de El Aceituno, en el departamento del Tolima, en todo el vértice Sur del abanico de Ibagué (ver foto de más arriba).
 Camino a Chicoral, el pueblo junto al margen izquierdo de la foto

 
 Esta es una de las muchas veces y lugares en que hubiera querido saber geología.
Siempre me ha apasionado la danza entre las cuchillas y los ríos en el valle del Magdalena
 Rumbo al Páramo de las Hermosas para atravesar la Cordillera Central en dirección hacia el Valle del Cauca
A pesar de la implacable deforestación todavía quedan múltiples bosques de niebla en las cordilleras colombianas. Tesoros que hay que conservar. De ellos dependen en gran medida el agua y por ende la viabilidad del país.
 Sobre el Páramo de las Hermosas
 
 Sobre el Valle del Cauca y la inconfundible geometría de los monocultivos de caña
 No he podido identificar todavía cuál es esta ciudad. Normalmente el avión sale de Las Hermosas directamente hacia Tuluá, pero esta vez no
.
 Los caprichosos meandros del Cauca. Quien los ve tan comportados ahora y hay que conocerlos en las temporadas invernales 
 
 Gran sorpresa cuando me doy cuenta de que estamos justamente sobre el embalse de La Salvajina. Allí comprendo que venimos volando mucho mas al occidente de lo habitual
     
El paisaje característico -y desafortunadamente erosionado- de gran parte de la Meseta de Popayán
 
El Cerro de Munchique. Nunca le había pasado tan cerca en el avión
Para mí resultaron una sorpresa y me maravillaron estas formaciones entre Munchique y Popayán
La cancha de fútbol... ¿pero sin porterías?
Uno de los pocos bosques de robles que todavía quedan en las cañadas que rodean a Popayán
Un rato después...
La boca del túnel del tiempo, abierta en ese preciso momento sobre el Parque Caldas 
Gracias a AVIANCA y/o al piloto que ayer resolvió ensayar otro camino para llegar a Popayán. Todas las fotos fueron tomadas desde la ventanilla del Fokker 50

4 Comments:

Blogger Osolano said...

Gustavo, conoces el documental HOME al detalle, no es cierto? solo para salir de dudas.

5:36 p.m.  
Blogger GUSTAVO WILCHES-CHAUX said...

No,lamentablemente no conozco ese documental. ¿De quién es?

5:46 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

espectacular!!!!!!!!!
que camara tienes???

4:59 p.m.  
Blogger Herman Darío Bustos Zapata said...

La ciudad no identificada es Puerto Tejada - Cauca, rodeada por cultivos de caña y atravesada por el río Palo. Excelente relato.

8:15 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home