sábado, febrero 09, 2008

Andinismo para holgazanes

Pienso que fue por allá, hace unos quince años, cuando llegué acezando y con el corazón en la mano, al pinche tercer piso del edificio en donde entonces quedaba en Bogotá la Dirección del ECOFONDO, cuando Juan Pablo Ruíz tomó la decisión de no llevarme en sus expediciones al Everest. Yo ya había perdido la esperanza de "hacer" alta montaña, hasta la semana pasada, cuando tuve la oportunidad de ascender -en teleférico- casi hasta la cima de la Sierra ex-Nevada de Mérida.

LOS ANDES EN VENEZUELA

De lo más interesante del ascenso es la vista privilegiada sobre los sucesivos pisos térmicos, con sus correspondientes ecosistemas. Al principio es un paisaje "cafetero", alrededor de los 1.800 metros de altura sobre el nivel del mar.

En primer plano los yarumos blancos (Cecropia telealba) que anuncian la proximidad del bosque de niebla. Al fondo, la ciudad de Mérida, igualmente "telealba".

Entre cedros y robles
De verdes copas
El yarumo levanta
Las blancas hojas...

Epifanio Mejía
Yarumal, Antioquia (1838 -1913)

"Mano de Oso", también llaman los campesinos colombianos al yarumo. El centro de su tronco es hueco y por allí suben y bajan las hormigas, cumpliendo la parte que les corresponde en su contrato de simbiosis con el árbol.
DETALLE DE UNA HOJA DE YARUMO

Nada como meterse entre las nubes y sentir que las nubes se nos meten al cuerpo.

PAISAJES GRATOS Y CONOCIDOS PARA LOS QUE CRECIMOS EN LA NIEBLA

El teleférico de Mérida es el más largo del mundo. Uno asciende desde los 1.700 hasta los 4.700 metros de altura (aproximadamente), como subir (con tres estaciones intermedias) desde Popayán hasta la cumbre del volcán Puracé.

Camino que antes utilizaban los andineros (oriundos de la población de Andes, en lo alto de la Sierra) para bajar hielo para las heladerías de Mérida. Tal como sucedía en Popayán -para la heladería de Baudilia- antes de que hubiera neveras bajaban nieve del Puracé en petacas de cuero. La heladería Coromoto de Mérida está en el Libro Guiness por la enorme e insólita cantidad y variedad de sabores que ofrece.

Lagunas glaciales

"Bancos" de musgo o sphagnales. El sphagnum recoge hasta siete veces su propio volumen en agua. Es una de las plantas de las cuales depende la capacidad de los páramos como esponjas de agua.

Otra laguna glacial en el camino a la cumbre

Por encima del páramo, sobre los que hasta hace algunos años fueron territorios del hielo. El cambio climático también se evidencia de manera alarmante en la Sierra de Mérida. La vaina de la desaparición de los glaciares es en serio. OTROS EJEMPLOS CERCANOS

Ni siquera contrastando la foto se logra transmitir totalmente el brillo de las vetas de pirita, "el oro de los bobos".

Una de las pocas pinceladas de nieve y hielo que quedan en la Sierra.

El Pico Bolívar, la mayor altura de Venezuela.

Una, si no la única, de las varias estatuas de próceres venezolanos, que en algún momento intentaron colocar en los picos principales de la Sierra. La mayoría no coronaron.

PELIGRO: CAÍDA DE TURISTAS

1 Comments:

OpenID Patton said...

No tenía idea de la existencia de ese lugar ... se ve muy interesante el paseo.

Gracias por compartirlo.

9:32 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home