domingo, septiembre 10, 2006

SIN AGUA TAMPOCO HAY PARAÍSO

Textos: Cristobal Colón - Fotos: Gustavo Wilches-Chaux

"Yo siempre leí qu’el mundo, tierra e agua era espérico e(n) las auctoridades y esperiençias que Ptolomeo y todos los otros qu’escribieron d’este sitio davan e amostraban para ello, así ecclipses de la luna y otras demostraçiones que hazen de Oriente fasta Ocçidente como de la elevaçión del polo de Septentrión en Austro. Agora vi tanta disformidad como ya dixe; y por esto me puse a tener esto del mundo, y fallé que no era redondo en la forma qu’escriven, salvo que es de la forma de una pera que sea toda muy redonda, salvo allí donde tiene en peçón que allí tiene más alto, o como quien tiene una pelota muy redonda y en un lugar d’ella fuesse como una teta de muger allí puesta, y qu’esta parte d’este peçon sea la más alta e más propinca del cielo, y sea debaxo la línea equinocçial, y en esta mar Ocçeana, en fin de Oriente (llamo yo fin de Oriente a donde acaba toda la tierra e islas). (...)

"Yo dixe lo que yo hallava d’este hemisperio y de la hechura, y creo que si yo pasara por debaxo de la línea equinocçial, que en llegando allí en esto más alto, que fallara muy mayor temperançia y diversidad en las estrellas y en las aguas, no porque yo crea que allí, a donde es la altura del estremo, sea navegable, ni (a) agua, ni que se pueda subir allá; porque creo que allí es el Paraíso Terrenal, adonde no puede llegar nadie salvo por voluntad divina.

"Yo no tomo qu’el Paraíso Terrenal sea en forma de montaña áspera, como el escribir d’ello nos amuestra, salvo qu’el sea en el colmo, allí donde dixe la figura del peçón de la pera, y que poco a poco andando hazia allí desde muy lexos se va subiendo a él, y creo que nadie no podría llegar al colmo, como yo dixe, y creo que pueda salir de allí esa agua, bien que sea lexos y venga a parar allí donde yo vengo, y faga este lago. Grandes indiçios son estos del Paraiso Terrenal, porqu’el sitio es conforme a la opinión d’estos sanctos e sacros theólogos. Y asimismo las señales son muy conformes, que yo jamás leí ni oí de tanta cantidad de agua dulçe fuese así adentro e vezina con la salada; y en ello ayuda asimismo la suavíssima temperançia. Y si de allí el Paraiso no sale, pareçe aún mayor maravilla, porque no creo que se sepa en el mundo de río tan grande y tan fondo."

Tomado de La historia del viaje qu’el Almirante Don Cristobal Colón hizo la terçera vez que vino a las Indias cuando descubr(i)ó la tierra firme, como lo embió a los Reyes desde la isla Española.

1 Comments:

Blogger LaMovidaLiteraria said...

Saludo. Muy divertida su bitácora y el cuento el charco.

4:02 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home